La estructura del estadio Ekaterimburgo alberga el partidazo entre la selección francesa y su similar de Perú.